Matemática

Del latín mathematĭca, y este del griego τὰ μαθηματικά, derivado de μάθημα, conocimiento.

Este blog se inauguró a principios de 2011 con la siguiente entrada:

Seguro que todos hemos pensado muuuchas veces para qué sirven tantos cálculos largííísimos y raros, con letras y símbolos extraños... Todos hemos llegado a ese punto en el que hemos desplazado el cuaderno o el libro de mates de mala gana y nos hemos escurrido en la silla diciendo "no entiendo ná", y al tiempo, "eso no vale pa ná"...

Nada mas lejos de la realidad... lo primero que le pregunto a mis alumnos nada más empezar es ¿para qué sirven las matemáticas?

Y, esta será la primera cuestión que propongo para inaugurar nuestro blog...
Me gustaría que respondierais sinceramente lo que pensáis, sin preocuparse por no escribir lo correcto... Vamos al lío!

Puedes ver algunas respuestas en los comentarios de la entrada aquí.


Las matemáticas son para siempre | Eduardo Sáenz de Cabezón



Artículo de opinión de David Almorza (UCA), publicado en Diario de Cádiz el 23 de mayo de 2014

LA Academia de Atenas fue fundada por Platón sobre el año 388 antes de Cristo. Por eso se le conoce también como Academia de Platón o Academia Platónica, y se considera como un antecedente de las universidades. En la entrada a la Academia se recogía en su frontispicio la siguiente inscripción: "Aquí no entra nadie que no sepa geometría". Esta inscripción ha tenido varias interpretaciones.

De una parte se opina que gracias al conocimiento de la geometría, se entiende el Universo. Sin embargo también se puede pensar que la inscripción hace referencia a la matemática como algo más general que la geometría. De hecho en la Academia se estudiaban el Trivium (gramática, retórica y lógica) y el Quadrivium (aritmética, geometría, astronomía y música), todas ellas disciplinas con una base matemática.

Para los griegos el verbo 'mánthano' significa aprender o pensar. Como sustantivo 'máthema' significa conocimiento. De ahí el latín acogió las palabras y las ideas y así apareció 'mathematicus', que sería aquello que se piensa y se aprende.

Por eso, en la enseñanza de las matemáticas habría que dedicar más tiempo a enseñar a pensar y a aprender. En la práctica se asocia la asignatura de matemáticas como una sucesión aburrida de operaciones numéricas, que resuelven sin problemas la calculadora e incluso los móviles. El historiador griego Epaminondas, en un ensayo sobre el pasado y presente de las matemáticas, dice que "lo malo de las matemáticas no son los números, sino las letras". En el mismo trabajo, rechaza el uso de la letra 'x' en las incógnitas por considerarla poco griega. Como suele ocurrir, ha conseguido el consenso de la comunidad científica… en su contra.

Es difícil enseñar a pensar. Y también aprender a pensar, pero da buenos resultados. Un ejemplo puede ser el caso de Jaime Martínez Montero, autor del método ABN que se pone en marcha por primera vez en distintos centros de Cádiz. Y es que cuando se hace el esfuerzo de pensar en cómo enseñar, se compensa con un mejor aprendizaje.


El método científico




"Il Saggiatore" (El Ensayador)  |  Galileo Galilei - Roma 1623

El verdadero conocimiento está escrito en un enorme libro, abierto continuamente ante nuestros ojos, me refiero al Universo. Pero uno no puede entenderlo, uno debe aprender la lengua y a reconocer los caracteres para poder entender el lenguaje en el que está escrito, está escrito en el lenguaje de las Matemáticas.




La matemática es la armonía del universo y la grandeza del espíritu humano.




¿Por qué "x" es la incógnita? | Terry Moore



No hay comentarios:

Publicar un comentario